Dra Patricia Correa

Bruxismo

El rechinar o apretar los dientes se denomina bruxismo. Es un trastorno inconsciente en la mayoría de las personas que lo sufren. Uno de los principales problemas del bruxismo es que los dientes pueden ejercer una presión excesiva en los músculos, los tejidos y las estructuras que rodean la mandíbula. De hecho, si se prolonga en el tiempo puede causar problemas en la articulación temporomandibular. Entre las causas se encuentran: estrés, tipo de alimentación, alteración del sueño, alineación inadecuada de los dientes.

Esta patología puede ser tratada con toxina botulínica al relajar los músculos maxilofaciales mediante su inyección.
De esta manera, no sólo se pueden solucionar los daños bucodentales causados por el bruxismo sino también la excesiva hipertrofia que tienen los músculos del rostro por lo que se consigue, en algunas ocasiones, suavizar las facciones.

Resultado:

Al mes

Aplicación:

30 minutos

Duración:

4-6 meses

Anestesia:

No Necesaria

Abrir chat