Dra Patricia Correa

Toxina Botulínica

La toxina botulínica es un tratamiento estético que actúa como preventivo para la aparición de arrugas de expresión y atenuación de las ya existentes, llegando en ocasiones a eliminarlas de manera sencilla. El tratamiento es muy eficaz, seguro y cómodo para los pacientes que desean eliminar las arrugas consecuencia de la gesticulación en entrecejo, frente y contorno de los ojos o mejor conocidas como “patas de gallo”.

La toxina botulínica actúa impidiendo la interacción neuromuscular inhibiendo, por tanto, la acción de los músculos. Los efectos en la contracción se comienzan a apreciar a las 72hrs, sin embargo el efecto máximo se aprecia a los 7 días post-tratamiento.

El efecto de relajación se mantiene por un periodo aproximado de 4-6 meses, el cual depende de cada paciente y, en ocasiones, de la marca de toxina utilizada.
El tratamiento se realiza a través de la infiltración de la toxina botulínica en el músculo por medio de pequeños pinchazos con una aguja muy fina.

Resultado:

48 – 72 horas, Máximo resultado 7 días

Aplicación:

30 minutos

Duración:

Hasta 6 meses

Anestesia:

No Necesaria

Abrir chat